miércoles, 15 de octubre de 2008

MAPA DE LOS VIRREINATOS Y LAS CAPITANÍAS GENERALES SIGLO XVIII




REFORMAS IMPERIALES PARA LA AMÉRICA ESPAÑOLA

Durante el siglo XVIII, se implementaron en América una serie de reformas imperiales. Estas fueron el resultado de la percepción de España de una posible pérdida de sus colonias, a causa de la expansión portuguesa y particularmente de la inglesa. Fue así que el rey Carlos III y sus ministros decidieron entonces, iniciar una serie de reformas destinadas a reforzar la defensa de los territorios americanos españoles y a establecer una administración más eficiente de los mismos.
A partir de allí, la Corona creó numerosos regimientos militares e incrementó las dotaciones ya existentes. Como los territorios de los virreinatos de Nueva España y del Perú eran muy extensos, y por lo tanto muy difíciles redefender y administrar, se establecieron dos nuevos virreinatos: el de Nueva granada (1739), con capital en Bogota, y el del Río de la Plata (1776) con capital en Buenos Aires. Ambos estaban situados en zonas muy expuestas a los ataques de los extranjeros y al constante e incontrolable contrabando comercial.
Cuba, Venezuela, Guatemala y Chile, territorios situados en zonas consideradas militarmente estratégicas, fueron elevadas al rango de capitanías Generales: dependían de los virreinatos, pero gozaban mayor autonomía que una provincia común.


1. EL VIRREINATO DE NUEVA ESPAÑA (1535)

El primer virreinato establecido por los españoles en América fue el de Nueva España, en tierras mexicanas.

El virreinato de Nueva España fue una división política y administrativa que España estableció en sus colonias de América. Se creó en las primeras décadas del siglo XVI, y lo formaban principalmente los territorios del actual México. Los virreyes de Nueva España gobernaban también Centroamérica, las islas del mar Caribe, las islas Filipinas y algunas zonas de lo que hoy es el sur de Estados Unidos.

¿Cómo se organizó el virreinato de Nueva España? Nueva España fue el nombre que el conquistador Hernán Cortés dio a los espacios americanos que conquistó a partir de 1519. El núcleo fundamental del virreinato fue el territorio que había formado el Imperio azteca hasta la llegada de los españoles. La capital virreinal fue la ciudad de México.
El virreinato de Nueva España estuvo dividido en cinco audiencias: México, Guadalajara, Guatemala. Santo Domingo (incluida la actual Venezuela) y Manila (en las islas Filipinas).
La máxima autoridad en el virreinato era el virrey, el cual era nombrado por el rey de España . En la historia de Nueva España hubo 63 virreyes: el primero fue Antonio de Mendoza (que gobernó entre 1535 y 1550); el último, Juan O’Donojú, el cual reconoció la independencia de México en 1821.
En 1776, José de Gálvez, enviado por el rey español, Carlos III, creó en el norte del virreinato la comandancia general de las Provincias Internas. Diez años más tarde, se crearon las intendencias, al mando de las cuales estaban los intendentes. Las autoridades de todas estas divisiones territoriales eran nombradas por el rey, pero en su gobierno dependían de los virreyes.
Sociedad Y Cultura Del Virreinato De Nueva España Las principales actividades económicas en el virreinato de Nueva España fueron la agricultura, la ganadería y la minería. De esta última destacó la extracción de plata. Uno de los centros mineros más importantes fue Zacatecas.
El comercio interior era animado por la celebración de ferias. Sin duda, la más importante fue la feria de Acapulco. El comercio exterior solo se podía mantener con España y sus colonias: la flota que iba hasta la península Ibérica zarpaba del puerto de Veracruz; la que se dirigía a Filipinas salía del puerto mexicano de Acapulco y se llamaba galeón de Manila.
En 1539, se estableció en México la primera imprenta del Nuevo Mundo. Veinticuatro años más tarde, en 1553, se creaba la Real y Pontificia Universidad de México. Entre los principales escritores del virreinato de Nueva España, destacaremos a Juan Ruiz de Alarcón y a sor Juana Inés de la Cruz.
La economía del Virreinato de Nueva España
En el actual territorio de México, zona de gran importancia minera durante el siglo XVII, creció la actividad manufacturera. También la agricultura tomo impulso, con nuevos cultivos. La minería se recupero luego de 1660, merced al descubrimiento de nuevos yacimientos.
En lo s actuales territorios de de puerto rico y Cuba , se intensifico la producción de azúcar en las plantaciones. El azúcar se exportaba a España, donde se distribuida por Europa. El cacao también tuvo una importante difusión: los europeos comenzaron a consumir el chocolate americano.


La independencia
A principios del siglo XIX, casi todas las colonias que España tenía en América iniciaron la lucha por su independencia. En el virreinato de Nueva España, este movimiento surgió principalmente entre las clases populares. Cuando los independentistas triunfaron, el dominio colonial español y el propio virreinato desaparecieron. Nació un nuevo país, un Estado independiente: México.
LA GUERRA DE INDEPENDENCIA MEXICANA
El proceso por el que México alcanzó la independencia comenzó en 1809. En ese año, se produjo el primer intento de sublevación contra el poder español: la conspiración de Querétaro, que fracasó.
El 16 de septiembre de 1810, un sacerdote llamado Miguel Hidalgo se sublevó en la ciudad de Dolores (actual Dolores Hidalgo, en Guanajuato). En su llamamiento a la rebelión, que quizá conozcas por el nombre de grito de Dolores, estuvo acompañado por otras dos figuras muy importantes: Ignacio María de Allende y Mariano Abasolo. Pero, en enero de 1811, las tropas del virrey español, Francisco Javier Venegas, mandadas por el general Félix María Calleja del Rey, derrotaron a los insurgentes en la batalla de Puente de Calderón. Poco después, los principales dirigentes del movimiento, incluido Hidalgo, fueron apresados y ejecutados.
En el sur de México, los independentistas estaban dirigidos por otro sacerdote, José María Morelos, que había sido seguidor de Hidalgo. Morelos y sus hombres ocuparon Oaxaca y Acapulco, y convocaron el Congreso de Chilpancingo. Esta asamblea, que se reunió entre septiembre y noviembre de 1813, redactó dos documentos fundamentales:
• La Declaración de Independencia mexicana.
• La Constitución de Apatzingán, primer texto constitucional en la historia de México.
En aquellos momentos, Félix María Calleja era el virrey de Nueva España; su reacción fue muy dura y finalizó, en 1815, con la ejecución de Morelos y con el restablecimiento de la autoridad del rey español, Fernando VII.
En 1817, tras las fracasadas rebeliones de Hidalgo y Morelos, tuvo lugar la expedición de Francisco Xavier Mina (el Mozo), un antiguo guerrillero español que había luchado en su país contra el gobierno absolutista de Fernando VII. En Francia, había conocido a Servando Teresa de Mier y a otros defensores de la independencia de Nueva España. Mina zarpó hacia América en mayo de 1816, y preparó su expedición en Estados Unidos. En abril de 1817, desembarcó en México, y durante los cuatro meses siguientes, avanzó hacia el centro del país; pero, en octubre de ese año, fue apresado por los españoles y ejecutado.
Vicente Guerrero logró mantener la lucha por la independencia en el sur. En 1821, Agustín de Iturbide, un militar que había formado parte de las tropas realistas españolas, entró en contacto con Guerrero. En febrero de ese año, ambos acordaron lanzar un histórico manifiesto: el Plan de Iguala, que también es conocido por el nombre de Plan de las Tres Garantías (o Plan Trigarante) porque establecía tres condiciones para que finalizara la lucha:
• Independencia de México.
• Mantenimiento de la religión católica.
• Igualdad de derechos para los españoles y todos los mexicanos.
El 24 de agosto de 1821, Iturbide y el virrey español, Juan O’Donojú, firmaron el Tratado de Córdoba, que declaraba la independencia de México.
MÉXICO INDEPENDIENTE
En mayo de 1822, Iturbide se proclamó emperador de México, con el nombre de Agustín I. Pero la existencia de ese Imperio Mexicano no gustó a muchos mexicanos, que se sublevaron bajo la dirección de los generales Antonio López de Santa Anna y Guadalupe Victoria. Finalmente, el 19 de marzo de 1823, Agustín I renunció al poder. Se restableció el Congreso constituyente, que proclamó la República en el mes de noviembre.
El primer presidente de la República fue Guadalupe Victoria. A partir de ese momento, se inició el conflicto entre quienes defendían una forma de gobierno centralizada y los partidarios de un gobierno federal (compuesto por varios estados autónomos), que también apoyaban a los indígenas y a otros grupos oprimidos. Guerrero, defensor del federalismo, llegó a ser presidente en 1829, al frente de los liberales, pero fue asesinado en 1831 por las fuerzas dirigidas por Anastasio Bustamante. Las rebeliones se sucedían en México. En 1833, López de Santa Anna, partidario de un gobierno centralizado, fue elegido presidente. Su gobierno conservador dominaría la política mexicana hasta 1855.

2. EL VIRREINATO DEL PERÚ ( 1543 - 1776)
El segundo virreinato que se constituyo fue El virreinato del Perú. Este fue una división política y administrativa que España estableció en sus colonias de América y que se creó en 1543. Lo formaban los territorios comprendidos, de norte a sur, entre Panamá y Chile (excepto Venezuela), y por el este se extendía hasta Argentina (salvo Brasil, que pertenecía a Portugal). Es decir, en su momento de mayor amplitud, englobaba las actuales repúblicas de Colombia, Ecuador, Bolivia, Perú, Chile y Argentina. Su vida se prolongó hasta las primeras décadas del siglo XIX, cuando el virreinato, que solo comprendía ya poco más de lo que hoy es Perú, alcanzó la independencia.
CONQUISTA ESPAÑOLA Y ORGANIZACIÓN DEL TERRITORIO
En 1534, el español Francisco Pizarro conquistó Cuzco, la capital del imperio de los incas. Comenzaba así el dominio colonial español en la zona. En 1542, se creaba el virreinato de la Nueva Castilla, que más tarde sería conocido por el nombre de virreinato del Perú. Su capital fue Lima, ciudad que Pizarro había fundado en 1535. Los primeros gobernantes del territorio fueron Pizarro (gobernador entre 1534 y 1540), Cristóbal Vaca de Castro (gobernador, 1540-1544), Blasco Núñez Vela (virrey, 1544-1546), Pedro de La Gasca (gobernador, 1546-1550) y Antonio de Mendoza (virrey, 1550-1552).
Para el año 1650 el Virreinato del Perú estaba dividido en 6 audiencias: la de Panamá, la de Lima, la de santa Fe, la de Charcas, la de Quito Y la de Chile.
En los primeros años de historia del virreinato tuvieron lugar las llamadas guerras civiles del Perú. Al principio, enfrentaron a los partidarios de los dos principales conquistadores del territorio: Pizarro y Diego de Almagro. Luego, a los conquistadores con la propia Corona española. La definitiva pacificación se produjo en 1548, cuando el gobernador, La Gasca, derrotó a Gonzalo Pizarro (hermano de Francisco Pizarro) en la batalla de Xaquixahuana.
Uno de los virreyes más importantes de esta fase fue Francisco de Toledo (que gobernó entre 1569 y 1581); estableció las normas para agrupar a los indios en reducciones, y fijó la distribución del trabajo indígena. De esta forma, aseguró la mano de obra para extraer la plata de las minas de Potosí, y el mercurio de las de Huancavelica. Durante este periodo, Perú se convirtió en uno de los centros de producción de plata más importantes del mundo.
Los principales virreyes del Perú en el siglo XVIII fueron Manuel de Amat y Junyent (1761-1776), Manuel de Guirior (1776-1780), Agustín de Jáuregui (1780-1784) y Teodoro de Croix (1784-1790). Durante este siglo XVIII, muchos de sus territorios pasaron a formar parte de dos nuevos virreinatos: el de Nueva Granada (creado en 1717) y el del Río de la Plata (establecido en 1776). Esta reorganización redujo la importancia del virreinato del Perú, que perdió gran parte de su territorio y de su capacidad comercial.
La economía del Virreinato del Perú
La región que corresponde a los actuales territorios de Perú, Bolivia y Colombia, era autosuficiente en cuanto a la producción agrícola. En los valles del interior se cultivaba trigo y maíz; en el litoral , azúcar y algodón.
En Potosí se mantenía como actividad principal la minera. La explotación, de la minas de plata, convirtió a esta región en un gran centro minero, la cual permitió la creación de economías regionales que abastecían de productos al centro minero.
Por su parte, Lima, la capital del virreinato del Perú, era el centro comercial autorizado por España. Los comerciantes limeños controlaban el transporte y el comercio y se beneficiaban con el sistema monopólico, aunque también solían participar del contrabando.

La capitanía general de chile se convirtió en zona productora de vino y fruta, productos que luego enviaba a Lima y al Río de la Plata.

LA INDEPENDENCIA
Los principales virreyes del Perú en el siglo XVIII fueron Manuel de Amat y Junyent (1761-1776), Manuel de Guirior (1776-1780), Agustín de Jáuregui (1780-1784) y Teodoro de Croix (1784-1790).
Durante este siglo XVIII, muchos de sus territorios pasaron a formar parte de dos nuevos virreinatos: el de Nueva Granada (creado en 1717) y el del Río de la Plata (establecido en 1776). Esta reorganización redujo la importancia del virreinato del Perú, que perdió gran parte de su territorio y de su capacidad comercial.
El último virrey del Perú fue José de la Serna e Hinojosa, el cual gobernó desde 1821 hasta 1824. En 1821, fue obligado a huir de Lima por el argentino José de San Martín, y tres años más tarde fue derrotado en la batalla de Ayacucho por el venezolano Antonio José de Sucre. El virreinato del Perú había dejado de existir.

3. EL VIRREINATO DE NUEVA GRANADA (1739 – 1810 )
El virreinato de Nueva Granada fue una división política y administrativa que España estableció en sus colonias de América. Fue creado en 1717 por el rey de España, Felipe V, para organizar mejor aquel territorio y con el objetivo de que pudiera ser más provechosa su gran riqueza agrícola y minera. La capital se fijó en Santafé de Bogotá. En 1723, Felipe V eliminó este virreinato; pero lo volvió a establecer en 1739.
El virreinato de Nueva Granada estuvo formado por los siguientes territorios: el Nuevo Reino de Granada; las provincias de Santafé, Cartagena, Santa Marta, Maracaibo, Caracas, Antioquia, Guayana y Popayán, y las audiencias de Quito y Panamá. En todo ese gran espacio se encuentran hoy Colombia, Venezuela, Ecuador y Panamá. Hasta 1717, la mayor parte del virreinato de Nueva Granada había pertenecido a otro virreinato español, el del Perú.
La máxima autoridad en este virreinato era el virrey. los principales virreyes de Nueva Granada fueron Antonio de la Pedrosa (1717-1719), Jorge de Villalonga (1719-1723), Sebastián de Eslava (1739-1749), José Solís (1753-1761), Pedro Messía de la Cerda (1761-1772), Manuel de Guirior (1772-1776), Manuel Antonio Flórez (1776-1782), Antonio Caballero y Góngora (1782-1789) y Antonio Amar y Borbón (1803-1810).
LA CULTURA EN EL VIRREINATO DE NUEVA GRANADA
La cultura vivió grandes avances en el virreinato de Nueva Granada. Fue muy importante la actividad de los religiosos jesuitas, que llegaron a dirigir 14 colegios; además, en 1738 introdujeron la imprenta. La primera biblioteca pública se fundó en 1774, y en 1785 apareció el primer periódico: la Gaceta de Santafé.

LA INDEPENDENCIA
En 1810 estalló en Santafé una revolución. Los independentistas expulsaron al virrey, Amar y Borbón. El último representante del gobierno español en Nueva Granada fue Juan de Sámano, que, aunque era virrey, realmente ya no tenía poder en el territorio. Cuando Sámano se enteró de la gran victoria de Simón Bolívar en la batalla de Boyacá (1819), huyó de Santafé. Nueva Granada era independiente.

4. EL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA (1776 - 1816)
El virreinato del Río de la Plata fue una división política y administrativa que España estableció en sus colonias de América. Se creó en 1776, y lo formaban los siguientes territorios: Buenos Aires, Paraguay, Tucumán, Potosí, Santa Cruz de la Sierra, Charcas (Alto Perú) y Cuyo. Era una zona muy extensa de América del Sur. Para que te hagas una idea aproximada, el espacio del virreinato del Río de la Plata era el que en la actualidad ocupan Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia y parte de Brasil y Chile.
Hasta 1776, toda esa extensa zona había formado parte de otro virreinato español, el del Perú, que, lógicamente, desde ese momento se redujo no solo en tamaño, sino también en importancia. El virreinato del Río de la Plata duró hasta que sus territorios lograron independizarse de España, ya en el siglo XIX.
¿CÓMO SE ORGANIZÓ EL VIRREINATO DEL RÍO DE LA PLATA? El rey español Carlos III envió a la zona del Río de la Plata una gran expedición. Su misión era acabar con las disputas fronterizas entre los territorios que eran colonias españolas y los que pertenecían a Portugal. El jefe de aquella expedición, Pedro Antonio de Cevallos, fue el primer virrey del Río de la Plata. El nuevo virreinato se organizó en INTENDENCIAS Y GOBERNACIONES MILITARES:
• Las intendencias eran: Buenos Aires, Córdoba del Tucumán, Salta de Tucumán, Potosí, Paraguay, Cochabamba, Chuquisaca, Charcas y La Paz.
• Las gobernaciones militares eran: Montevideo, Misiones, Moxos y Chiquitos.
Las audiencias se ocupaban de la administración de justicia, y también tenían atribuciones en el campo eclesiástico (como el control y cobro de un impuesto llamado diezmo). La audiencia de Buenos Aires se creó en 1783.
Los cabildos eran los órganos de gobierno de las ciudades. Tenían funciones administrativas y judiciales; las administrativas eran ejercidas por los regidores, que tenían bajo su responsabilidad la salud, las obras públicas, la inspección de los mercados y de los precios, el control de la policía y de las cárceles, y la organización de las festividades; las funciones de tipo judicial estaba en manos de los alcaldes, que eran dos. Los miembros del cabildo eran elegidos cada año entre los vecinos de la ciudad.
La capital del Virreinato del Río de la Plata era Buenos Aires, que, al independizarse de Lima, consolidó su predominio como centro económico, político y administrativo sobre el resto del territorio rioplatense. En torno al puerto de esta ciudad se desarrolló un activo comercio. Por ello, la zona del litoral adquirió mayor importancia que los territorios del interior del virreinato.
La economía del Virreinato del Río de la Plata
Para la descripción de la economía del Río de la Plata, se distinguen tres áreas: Buenos aires, El Litoral y el Interior.

Litoral: era la zona integrada por las actuales provincias de de Santa Fe, Entre Ríos y Corrientes. Estas zonas fueron durante mucho tiempo zonas pobres, ya que no existían en ellas ni oro, ni plata. Para subsistir los habitantes cultivaban lo indispensable. Pero gracias a las condiciones naturales ( clima templado, aguadas, buenos pastos), el ganado traído por los españoles se multiplico en gran cantidad. A partir de allí, los pobladores aprovecharon tal situación y comenzaron vaquerías ( expediciones de caza de ganado cimarrón o salvaje) para luego vender los cueros a Brasil y a Europa.

20 comentarios:

Leonardo dijo...

Che muy buena la info y el mapa
la verdad q esta pagina me sigue sorprendiendo mas y mas con
info tan detalladamente y aparte
con esta pagina con siempre busco info y la verdad q nunca me a ballado.
yo la recomiendo.

juan dijo...

FELICITACIONES
Buscaba informacion de los anos 1650 en el Peru y el Mundo y la que muestran asi como los mapas son muy didacticos,Les escribo
Juan Francisco Samame Figuerola(PERU)

Un tipo dijo...

Bueno, despues de buscar por 15 horas la informacion al fin la encuentro en esta bendita pagina, gracias a Dios la crearon

Patricia dijo...

Gracias por la información publicada y por compartirla con todos los interesados en historia latinoamericana. Soy mamá de una niña de 10 años y no conseguía un mapa donde ella pudiera ver claramente los virreinatos. Nos fue de gran utilidad también el apoyo informativo.
Mil gracias chicos! Adelante!

Patricia E. Sánchez, desde Bs.As.

elizabet dijo...

GRACIAS!! Me fue de mucha ayuda la info y el mapa principalmente! Mi hija de 10 años tiene q hacer un trabajo y no conseguí en las numerosas revistas escolares q tengo sobre este mapa. Muchas GRACIAS: MIRTA DE Clorinda (Formosa-ARGENTINA)

Adriana dijo...

muy buena la página ;felicitaciones a estos estudiantes.Soy profe de Historia en Uruguay

agus dijo...

GRACIAS!!!Ni en todas las revistas que tengo pude encontrar la informacion..gracias!!!!

OnlineMustang97 dijo...

excelente trabajo gracias me sacaron de un apuro es justo lo que buscaba

Guafo dijo...

El mapa no tiene relación geográfica alguna, en ese período el "Establecimiento Patagonia" pertenecía a la Capitanía de Chile, estaría bien que estudiara ese período y a Domigo faustino Sarmiento y su relación con la Patagonia.

Guafo dijo...

Srta. administradora del blog envíeme su e-mail y le remito mapa con mejor toponimia y relación geográfica.
le saluda atte.

Cibercoya dijo...

PARA GUAFO: No te lleves de las absurdas pretensiones imperialistas de tu país, ni tampoco de un malentendido "nacionalismo". La verdad del tema la tiene España, y aquí te doy un link español al mapa de los Virreinatos Españoles en América:
http://www.cprcalahorra.org/alfaro/Material/Historia%20de%20Espa%C3%B1a/Virreinatos%20americanos.jpg
La Historia nunca miente, sólo hay que saber dónde y cómo leerla.

Unknown dijo...

guafo, deberas estudiar un poco mas.... y por las dudas te cuento... las malvinas no son britanicas!!!!! digo, quizas tambien te enseñaron eso!!!!!!

Karla Cabanas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Karla Cabanas dijo...

Muy buena información muchachos muy clara y pues sí, las malvinas o mejor dicho Falkland Islands son un territorio autónomo administrado por el Reino Unido, que los Argentinos digan que es suya es otra cosa, saludos¡¡¡

Lord Sith dijo...

Estimada Ma. Jesus ante todo felicitaciones por darte tiempo de crear un blog con información de tu país. Como colega, soy también profesor en Chile, me permito aportar al tema, ya que como podrás intuir las visiones sobre la construcción territorial a ambos lados de la cordillera son diferentes, y hace tiempo buscaba, una página argentina, alejada de tintes nacionalistas, como también las hay en mi país y que abordara el tema desde un punto de vista netamente técnico. Al respecto, de lo que plantean en la info del período colonial creo que omiten un punto interesante como es el uti possidetis juirs, donde se muestra una cartografía con diferencias importantes, a la luz de las demarcaciones del siglo XVIII y que se proyectarían en las futuras repúblicas. reitero que no busco polemizar sino conocer otras perspectivas de temas comunes para enriquecer mi práctica y traspasar más datos a los chicos.
Cordialmente Mauricio
PS. adjunto mapa
http://prntscr.com/1p1mcf

Alicia Reyna dijo...

MUY BUENA PAGINA, ESTABA BUSCANDO MAPAS PARA ABORDAR EN LA CLASE DE HISTORIA ARGENTINA LA EVOLUCIÓN DE LA COLONIZACIÓN CON ESTA INFORMACIÓN PODRE EMPEZAR

Lessa Leon dijo...

muchas gracias por la informacion subida!!!!! soy estudiante de 3°año en Cordoba Argentina, y tenia algunas dudas sobre historia. ademas tenia que hacer un mapa del territorio argentino en el siglo XVIII y lo saque de aca.
Saludos

andrea Pais dijo...

biem me ayudaron los felicitos pongan mas historias gracias

andrea Pais dijo...

biem los felicitos pongan mas de historia gracias

Alberto N. Manfredi (h) dijo...

El mapa contiene un error. El Virreinato del Río de la Plata solo llegaba hasta el río Negro. De ahí hacia abajo correspondía nominalmente a la Capitanía General de Chile. Sugiero consultar la siguiente cartografía, toda de época: Antiguo mapa de Chile Archivo General de Indias (1671); Nova Totius Americae sive nove orbis tabula de Alexis Hubert Jaillot (1669); Chili. La Terra Magellanica, Antonio Zatta
(1779); Mapa de Chile de Emanuel Bowen (1774) bajo cuya leyenda "Terra Magellanica" se lee claramente "Chile"; Carte du Chili depuis le soud du Pérou Jusqu'au Cap Horn M. Bonne (1780); Le Chili avec les contrées voisines et le Pays des des Patagons M. Bonne (siglo XVIII); Detalle del mapa de Juan de la Cruz Cano y Olmedilla (cartógrafo de la Corte) señalando el Chile Antiguo y marcando la Patagonia Oriental como Chile Moderno 8ESTE ES UN MAPA CLAVE YA QUE EVIDENCIA QUE LA PROPIA CORTE ESPAÑOLA RECONOCIA A LA PATAGONIA COMO CHILENA); Carte du Paraguay, du Chili, du Detroit du Magellan de Guillaume d'Isle (1775)
En plena Patagonia Oriental, debajo de la inscripción "Terre Magellanique", dice textualmente: "que les Espagnols compreñent Sous le nom general de Chili" (1775); Mapa de Boehimius, Siglo XVII.
Antes de que estallen las iras patrióticas aclaro que soy argentino. Saludos.